La nanotecnología podría convertir los humildes ladrillos en almacenes de energía

  • La nanotecnología podría convertir los humildes ladrillos en almacenes de energía

Investigadores de la Universidad de Washington en San Luis (Misuri, EEUU) han abierto el camino a otra posible forma de almacenamiento de energía utilizando simples ladrillos de barro cocido, de los usados en la construcción. Con una nueva tecnología, han llenado los poros de los ladrillos de nanofibras de un plástico conductor capaz de almacenar electricidad. De momento su eficiencia es muy baja, pero todo es cuestión de tiempo.

La investigación, publicada en Nature Communications y de la que informa The Conversation, explota la naturaleza porosa de los ladrillos rojos cocidos, convirtiendo el pigmento rojo en un plástico llamado Pedot que es muy buen conductor de la electricidad. Primero disuelven con un ácido el óxido de hierro (el ingrediente que proporciona al ladrillo su color característico) y lo convierten en una forma reactiva de hierro, y luego llenan la estructura porosa con un material a base de azufre que reacciona con el hierro. Así los poros quedan recubiertos de Pedot, que funciona como una fibra eléctrica dentro de la cerámica aislante.??

Todo este proceso hace que los ladrillos muten del rojo al azul oscuro y proporcionen suficiente electricidad para alimentar pequeñas luces LEDs. Unos 60 ladrillos de tamaño habitual podrían proveer la corriente para la iluminación de emergencia durante 50 minutos y tardarían 13 minutos en recargarse. Esta forma de almacenamiento es, además, compatible con los paneles solares y otras fuentes de energía.??

Fuente: La nanotecnología podría convertir los humildes ladrillos en almacenes de energía

El Autor